Cita bíblica: Filipenses 3:2-21

Introducción:

El Señor viene hablándonos sobre el carácter y comportamiento correspondiente que debemos tener como cristianos. Es decir de que cada enseñanza es para que nosotros aceptemos esos consejos y mandatos del Señor para su Gloria; pero también para nuestro propio beneficio.

Pero en todo ello, también aprendemos a identificar y analizar personas a nuestro alrededor. Veamos que dice la biblia sobre ciertos líderes de los cuales debemos tener cuidado.

Cuerpo:

Vemos en este pasaje un tema sumamente delicado pero de urgente importancia. Aquí Pablo compara perros, torturadores y malos obreros como hablando del mismo tipo de persona.

La exhortación fuerte de este pasaje bíblico es de suma importancia para la protección de las almas en general. Luego, Pablo expresa la característica del obrero correcto, o del buen líder; y esta es que le de toda Gloria a Cristo y no a su propia carne.

Luego Pablo hace una lista interminable y se pone de ejemplo así mismo con respecto a quien es él. Comienza hablando de que si alguien tiene de que gloriarse, ese fuera él y luego nos explica porque que a la luz de la ley de Moisés, ley civil, ley ética… Pablo sería el más grande todos; pero su intención deja claro que él está expresando todo eso para tener como referencia que ni el mismo con tanto derecho ha hecho uso de ello, más bien de lo contrario se ha sometido a Cristo y todo aquello por lo que se podría jactar, lo tiene como basura, porque en nada aprovecha más que en la vanagloria.

Luego Pablo, inspirado por el Espíritu Santo hace el llamado a imitar su humildad y sometimiento al Señor; y a NO imitar a los que se conducen de manera diferente, esto es en insurrección y rebeldía.

Notemos hermanos (as) que al hablar de los malos lideres da una característica especifica entre tantas; que es (verso19)-el dios de ellos es su mismo vientre.- es decir que lideran o buscan liderazgo para satisfacer sus propias necesidades y su propio ego. De lo cual buscarán protagonismo en vez de sumisión, buscarán auto proclamación en vez de mansedumbre… y bueno, no nos alcanzaría la letra para redundar en los tales… Y estos, según las escrituras confirman ser enemigos de la Cruz, enemigos de Cristo.

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Sigamos el consejo de Pablo:

‘Sed imitadores de mi….nuestra ciudadanía está en los cielos’… vivamos con ese pensar.

Cristo viene! Aleluya!

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

Este blog es una extensión de mensajes a Europa y el Reino Unido del ministerio Retornando a las Escrituras.