Cita bíblica: Filipenses 2:25-30

Introducción:

Hemos venido aprendiendo sobre la responsabilidad de nuestro comportamiento para ser ejemplo en la sociedad; esto ejemplo del amor a Cristo. Luego comenzamos a ver una parte de la vulnerabilidad humana de Pablo y testimonios que él profesa sobre el servicio de Timoteo. Ahora, piensa usted que es normal ese servicio de parte Timoteo? Pensaría usted que quizá lo hacía por ser simplemente más joven que Pablo, o quizá porque en una cronología de tiempo, Timoteo había venido a los pies de Cristo después de Pablo. Es importante saber las razones del porque Timoteo le servía? Veamos que dice la biblia y que espera Dios de cada uno de nosotros independientemente de nuestra posición o parentesco.

Cuerpo:

Pablo continúa hablándoles a los Filipenses de sus colaboradores en la obra. Ha como recordamos, en el mensaje anterior hace mención de Timoteo, pero luego hace mención de una persona llamada Epafrodito.

En su descripción, Pablo expresa también mucha apreciación por Epafrodito de la misma manera que lo hace con Timoteo. En el contexto, alcanzamos a ver muchas características de él.

Epafrodito visitó a Pablo con ofrendas y regalos que necesitaba Pablo, fue de parte de la iglesia a visitarle en la prisión para asistirle y servirle. En ese viaje que se entiende no fue nada fácil, se enfermó y estuvo a punto de morir. Pablo menciona que su muerte hubiese significado otra tristeza, ya que el motivo de su visita, su viaje y su enfermedad fue dada por causa de Pablo, es decir por ir a servirle.

Lo importante que toca recalcar en este pasaje es la disposición de Epafrodito.

Analicemos:

  • Si Epafrodito enfermo en el viaje, quiere decir que este fue un viaje complicado, difícil y nada confortable
  • Epafrodito pudo desistir de ese viaje al complicarse todo, pero siguió adelante
  • Epafrodito llegó a la meta que se había propuesto desde el principio con alta responsabilidad
  • Cumplió el propósito de emprender el viaje
  • Fue con la expectativa de servirle a Pablo, con la mirada puesta en servir en la obra, por consecuencia a las almas y determinación a Dios
  • Su obediencia y perseverancia quedaron marcadas
  • Etc

Somos como Epafrodito? Somos de los que queremos servir en la obra al punto de dar nuestras vidas por las almas para Dios? O somos de los que no quiere arriesgarse a una gripe en la lluvia? Es usted de los que salen a toda hora para servir en la obra o usted se abstiene porque ‘tiene cosas mas importantes que hacer?’

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Tomemos ejemplo también de Epafrodito. Esto no significa que seamos imprudentes sino que tomemos la obra del Señor con mucha seriedad y responsabilidad. Hermanos (as), Cristo está a las puertas y las almas necesitan del Señor. Hagamos conforme a su propósito.

Cristo viene! Aleluya!

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

Este blog es una extensión de mensajes a Europa y el Reino Unido del ministerio Retornando a las Escrituras.