Cita bíblica: Filipenses 2:13

Introducción:

Ha sentido alguna vez que el Señor le manda a hacer algo y luego la vanidad le ataca porque usted quisiera que las personas supieran el bien que ha hecho? Se siente usted despreciado de alguna manera o siente que no le dan el valor que se merece? Es bueno sentirse así? Veamos que nos enseña la palabra.

Cuerpo:

En el mensaje anterior vimos como Pablo le recordaba a los Filipenses el testimonio de su obediencia al Señor, aun en la ausencia de Pablo. Continuando en esa sincronía de cómo debe ser nuestro comportamiento del día a día, y como nuestra vida debe ser luz al mundo.  

Hoy vemos otro pasaje que aparte de todo análisis, debemos meditar en ello constantemente para toda buena obra y todo pensamiento excelente.

V 13.“…porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su santa voluntad”.

  • Todo lo bueno que hacemos es porque Dios lo ha puesto en nuestros corazones
  • Todo lo digno que pensamos es porque Dios lo ha puesto en nuestra mente
  • La santidad de la que disfrutamos es porque Jesucristo pagó por nuestra redención
  • Todo buen testimonio lo llevamos gracias a la infinita Gracia del Señor Jesús
  • En todo y a todos podemos perdonar porque Cristo nos perdonó aún mas
  • Tenemos techo y comida porque Dios promete cuidarnos al vivir bajo sus alas

Esa lista anterior solo son unos cuantos puntos a meditar. La esencia de todo es que lo bueno viene de Dios y no de nosotros mismos. Aun nuestra disposición frente a su voluntad, dice la biblia que fuimos seleccionados antes de la fundación del mundo para su Gloria.

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

  • Al orar: pedir siempre la voluntad del Señor Jesús en nuestro día a día y vivir con acción de gracias
  • Al obrar: recordar que la gloria es solo para Cristo
  • Amamos a Cristo porque Él nos amó primero

Cristo viene! Aleluya!

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

Este blog es una extensión de mensajes a Europa y el Reino Unido del ministerio Retornando a las Escrituras.