Cita bíblica: Filipenses 2:12

Introducción:

En el mensaje anterior aprendimos que necesitamos tener el mismo sentir conforme al Espíritu Santo y en todo ser obedientes, siguiendo el ejemplo mismo del Señor Jesucristo.

En todo ello y en todas las situaciones del diario vivir; a veces no alcanzamos a ver el propósito de nuestra vida. Se ha preguntado para que vive? Y cómo debe usted ser ejemplo a su familia, sus amigos, sus compañeros de trabajo, su vecindario, su país?

Cuerpo:

En este pasaje, que la biblia misma titula ‘Luminares en el mundo’; entendemos desde el comienzo de la lectura que hay una exhortación a ser ejemplo, a que seamos ejemplo de cómo es que Dios quiere que nos comportemos día a día.

Pablo empieza de alguna manera agradeciéndoles por su obediencia, y les hace énfasis de que él  sabe que no solo son obedientes frente a Pablo, sino también en el día a día; esto entendemos que es un testimonio de los Filipenses que habla por sí solo. Veamos la insistencia de Pablo con el tema de la obediencia al Señor.

Luego continúa inspirado por el Espíritu Santo en el que exhorta que ahora es más urgente que se ocupen de la salvación. Vemos que hoy en día hay mucha confusión en el mundo sobre los tiempos, pero lo cierto es que hoy en día la iglesia esperamos la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo. El mundo sigue en su confusión y engaño, más nosotros sabemos que Cristo está a las puertas!

Pablo usa las palabras temor y temblor: así con mucho temor debemos procurar vivir el día a día; y a como Pablo exhorta, aun mas hoy…. Estamos en tiempos peligrosos hermanos (as).

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Ser luz a otros es vivir en Santidad nosotros mismos. No podremos guiar a nadie si nosotros seguimos en oscuridad. Despertemos y preparémonos para ese gran día donde veremos a Cristo venir en el cielo… no se duerma hermano (a), ajústese al Señor, sírvale, pida a Dios que aparte de su camino todo obstáculo, todo pensamiento de perversión; déjese guiar por el Espíritu Santo en humildad y sumisión.

Cristo viene! Aleluya!

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

Este blog es una extensión de mensajes a Europa y el Reino Unido del ministerio Retornando a las Escrituras.