Cita bíblica: Filipenses 1:15-20

Introducción: Muchas veces pensamos que las situaciones adversas no nos permiten servirle a Cristo. En el mensaje anterior vimos cómo El Espíritu Santo nos enseña a través de la adversidad de Pablo a entender que aun esa adversidad fue para seguir sirviendo a Dios. Ahora que nos dice la biblia con respecto a glorificar a Cristo? Siente usted que su situación no le permite dar gracias? Piensa usted que es mejor esperar que las cosas se calmen para agradecerle a Dios? Para servirle, para glorificarle?

Veamos lo que dice la biblia.

Cuerpo:

En este pasaje, Pablo hace una lista de las diferentes razones por las cuales anuncian a Cristo; esto no quiere decir que esas razones sean correctas, sino que la intención de muchas personas varía en sus corazones…

Vemos que Pablo hace un énfasis de que Cristo es anunciado de igual manera por una u otra razón e igual hay gozo en ello. Podríamos agregar a esa lista que hoy en día muchos anuncian a Cristo según sus propias concupiscencias, y hemos visto que aun en esas equivocaciones, el Señor tiene misericordia de algunos; que luego al leer la palabra, toman la dirección que corresponde.

Usted quizá ha oído hablar de muchos testimonios en los que algunos cristianos le dieron su vida al Señor en iglesia, religiones o congregaciones que no practican la sana doctrina, pero cuando estos mismos deciden obedecerle al Señor, leyendo la biblia, buscan después una iglesia conforme a la doctrina bíblica… hay muchos casos. Lo importante es ver aquí la importancia de redirigir a todos a las escrituras para que cada uno sea convencido a través del Espíritu Santo el hacer el bien.

Luego Pablo hace dos confesiones; una en la que habla de la esperanza de su liberación. Recordemos que sigue preso; y luego habla de que esa liberación sea no solo de la cárcel sino también del cuerpo al morir.

Vemos que Pablo no le teme a la muerte. Lo que a Pablo le importa es que Cristo sea glorificado en su vida y en todo lo que él haga. Es su único anhelo.

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Vivamos cada paso glorificando a nuestro Rey Jesucristo. En todo lo que hagamos tengamos esa intención en nuestros corazones.

Cristo viene!

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

Este blog es una extensión de mensajes a Europa y el Reino Unido del ministerio Retornando a las Escrituras.