Cita bíblica: Tito 3:12-15

Introducción:

Hemos llegado al último pasaje del Libro de Tito. Hemos visto entre todo, las instrucciones que el Apóstol Pablo le escribe a Tito con intención amorosa y velando en la voluntad del Señor para su vida. Ahora en este pasaje veremos un poco del lado fraternal humano. Como debe ser nuestro comportamiento entre los hermanos?

Cuerpo:

El Apóstol Pablo empieza solicitando una visita de parte de Tito. Pareciera algo simple, pero notemos que es una instrucción personal, es decir que no es un mandato espiritual sino un consejo. Un consejo que bien sabemos también agrada al Señor.

Muchas veces pensamos en que le servimos a Dios porque hacemos una labor o buena obra, si es bueno hacerlo a como lo estudiamos anteriormente; pero debemos recordar el estado emocional de los hermanos. Como se sienten y porque se sienten así?… en mensajes anteriores vimos a un Pablo que muestra su sentimientos de soledad porque algunos hermanos ya no le visitaban, y hasta se expresa diciendo que lo han abandonado. Es necesario hermanos que entre todas las cosas, también oremos por el estado emocional de su prójimo y no ser de tropiezo al causar aflicción o molestias.

Luego Pablo continúa expresando sus deseos personales y le pide a Tito que por favor se encargue de Zenas y Apolos. Esto es casi diciéndole que se encargue de ellos a como el mismo Pablo se ha encargado de Timoteo, Tito y Filemón (que veremos a continuación). Es necesario no solamente hablarle a las personas del Señor, sino que una vez estas vengan a los pies de Cristo, también se les encamine para que  sean una semilla con frutos, a como menciona Pablo.

A que se refiere Pablo con v.14 “Y que aprendan también los nuestros a ocuparse en buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean sin fruto.” – Se refiere a que muchos vienen a los pies de Cristo y se vuelven egoístas, se les olvida que Dios los ha sacado de lo peor y en consecuencia viven para sí mismos en vez de vivir para Dios y su prójimo. Y existen otros que se llenan de altanería al experimentar las bendiciones del Señor olvidando que Dios nos bendice para bendecir. Entonces, llevar frutos de buenas obras es entender que debemos llevar una vida cristiana, esto es a como Cristo vivió su vida.

Vemos en el último verso 15. Como Pablo saluda y manda saludos, promoviendo así mas amor fraternal entre los hermanos. Y vemos igual que hace mención de los que están con él, esto quiere decir que quiere que Tito sepa que los hermanos también le recuerdan. La intención es siempre vivir en fraternidad.

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Una vez más, busquemos como vivir bajo el ejemplo de Cristo. Vivamos a la voluntad de Dios y no a la nuestra.

“La santidad conviene a tu casa…”Salmos 93:5

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

Este blog es una extensión de mensajes a Europa del ministerio Retornando a las Escrituras.