Viviendo la sana doctrina

Cita bíblica: Tito 2:6-10

Introducción: En mensajes anteriores vemos como el Señor nos viene exhortando con respecto a la sana doctrina en la vida diaria, no solo en la predicación. ¿Que nos dice conforme a nuestro trabajo y obras del día a día?

Cuerpo: la exhortación bien es cierto que es para los jóvenes, pero se da el caso de que se le pide al líder ser ejemplo de ello. En este caso Tito, quien también era joven cuando Pablo le escribe esta carta.

Comienza con exhortar a ser prudentes. A como habíamos visto en mensajes anteriores, esto es pensar en las consecuencias de los actos, incluyendo el hablar… y pareciera un poco raro que se le pida esto a los jóvenes, ya que se les conoce como impulsivos en sus actos, mas el Señor pide esto de ellos. Lo que quiere decir es que, si Cristo quiere que seamos así, El mismo ayudará.

Veamos que buen ejemplo de buenas obras…

Enseñanza mostrando integridad, seriedad: estas características son necesarias para avanzar en la vida diaria como persona creciendo en el evangelio de Cristo y en la obra.

En el trabajo: habla de que los siervos se sujeten a sus amos. Hoy en día no hay esclavitud, mas si existen los jefes y empleados. Es de buen cristiano y ejemplo de sana doctrina, el vivir en obediencia a nuestras autoridades, aun las laborales. Sin fraudes…

Veamos hermanos que esto no es solo para buen testimonio de Cristo, sino también para nuestro propio bien. Cristo es quien recompensa.

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Dando gracias en todo, vivamos como corresponde la vida cristiana que Dios nos regaló. Como siervos dignos.

 

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.