La Sana doctrina

Cita bíblica: Tito 2: 1-2 y 11-15

Introducción: El Señor nos viene hablando y dando grandes regalos de sabiduría. ¿Se ha preguntado cual es la base de comportamiento que debemos tener y en que debemos participar?

Cuerpo: Aquí Pablo le sigue exhortando a Tito de acuerdo con el comportamiento que debe tener y también el comportamiento que debe calificar hacia los ancianos. Veamos que el texto completo habla de ‘enseñanza de la sana doctrina’. Esto es el énfasis que hace Pablo como fundamento de su vida.

Pablo expresa en las diferentes epístolas (cartas) que hay varias doctrinas, pero la de Cristo solo es una. Y esto es la ‘sana doctrina’. Es bueno remarcar esto, porque la mente débil tiende a confundir enseñanzas como si todas son ‘buenas’. Y la diferencia es el termino que se usa en las escrituras.

Veamos el significado de la palabra

Sana: un ser viviente que no tiene nada podrido ni dañado o lesionado.

¿Por qué es importante conocer el significado de esta palabra?

Sana doctrina es la palabra viva y eficaz de nuestro Señor Jesucristo que no tiene mancha ni pudrición, esto es que EDIFICA. El mismo Señor Jesús nunca dejó caer al suelo ningún mandato de su Padre. Aun en momentos de angustia, procedió sin dudar a cumplir con cada paso en obediencia. Se sujetó a la autoridad, su padre y a las autoridades humanas. Porque el mismo dijo que “no venía a abolir la ley sino a cumplirla”.

Es importante recalcar también que este comportamiento es personal, es decisión de cada uno hacer el bien.

Luego Pablo le dice que al calificar a los ancianos tome en cuenta ciertas características. Y repite la palabra ‘sanos’ en la fe, amor y paciencia… es importante hermanos que entendamos estas actitudes para poder cumplir con nuestro llamado. Sanos en la fe significa que todo se haga conforme a las escrituras, no solo lo que conviene sino TODO. Es decir que la fe, el amor y la paciencia sean conforme al Señor.

Versos 11-14:  Pablo explica el porque de todo y la voluntad de Cristo en tener este comportamiento, carácter, actitud.

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Verso 15. “Esto habla, y exhorta y reprende con toda autoridad. Nadie te menosprecie.” – Se refiere a la Sana doctrina, el cumplimiento de toda la escritura.

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.