La predicación de esperanza

Cita bíblica: Tito 1:2-4

Introducción: ¿Se ha preguntado como deberíamos llevar el día a día? ¿En qué debemos basar nuestro comportamiento? ¿Como podemos diferenciarnos del mundo? ¿En que está anclada la predicación del evangelio? ¿Cuál es nuestra garantía al predicar? ¿Por qué y para que predicamos?

Cuerpo: En este capítulo, Pablo comienza saludando a Tito con una lista de cualidades. Y ahora continúa otorgando esos regalos en el análisis de la palabra.  Veamos como Pablo exalta mas cualidades y actitudes que son dignas del ministerio y la predicación de la palabra.

…conforme a…

v.2. …la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos, …

  1. El énfasis que hace Pablo es para recordarle a Tito que la predicación se tiene que dar ya sea por el u otros, porque es algo que Dios prometió y cumplirá para todos aquellos, sus elegidos. Pareciera innecesario que Pablo le diga a Tito que Dios no miente, pero esto es para remarcarle que Dios en su soberanía cumple siempre su voluntad y en este caso es algo que estableció desde antes del principio de los siglos.

Entonces, nuestro andar y comportamiento desde esta anclado en esta esperanza que, al predicar la palabra, es parte de la voluntad de Dios y no solo eso, sino que obedeciéndole cumplimos con obedecerle. Porque con o sin nosotros, El hará.

v.3. Aquí Pablo nos habla a todos para recordarnos los tiempos de Dios. “y a su debido tiempo…”. Dios teniendo la potestad, también ha decretado sus estatutos, esto es decir que lo que Dios haya mandado desde que salió de su boca, no puede ser abolido. Es una garantía tan especial, saber que el mandato a predicar es algo que no puede ser rechazado. ¡Nadie se resiste al amor de Dios! Y ese es el enfoque, que Cristo quiere que prediquemos su nombre. ¿Acaso hay un Señor que cuide mejor a sus ovejas que nuestro Señor Jesucristo?

v.4. Aquí Pablo le atribuye a Tito su igualdad para con su fe en Dios. Esto tiene dos énfasis;

  1. no todos los que predican, lo hacen para predicar a Cristo. Dejándose llevar por pequeñeces de sus propios deseos. Y otros porque prefieren predicar cosas del mundo.
  2. Pablo usa la palabra ‘verdadero hijo en la común fe’, esto es porque hay otros falsos. Mas en Tito se encontró toda lista que anteriormente Pablo expresó en las cualidades y actitudes de servir a Cristo.

 

Conclusión:

¿Qué pues hacer?

Al predicar recordemos que es la voluntad de Dios que todo hombre sea salvo. Mas también recordemos que solo los escogidos se salvaran, y esto es Dios quien decide, no somos nosotros. Por lo tanto, recordar el gran amor del Padre que en su corazón hemos existido desde siempre y esta gran misericordia de parte de El es que le conozcamos y que le sirvamos.

¡Habitemos bajo la sombra de sus alas y glorifiquemos la garantía eterna que tenemos de que pase lo que pase, estamos en sus manos porque su soberanía es para siempre!

 

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

* Este blog es una extensión de mensajes Europa, Britania y Norte America del ministerio  Retornando a las Escrituras