La aprobación

Cita bíblica: 2 Timoteo 2:14-19

Introducción: en el transcurso de la vida, muchas veces nos enfrentamos con situaciones en las que el mundo pareciera llevar la ventaja en ciertas defensas; como por ejemplo lo que es la constante batalla en la que la ciencia es trastornada porque quieren evitar a Dios y por consecuencia buscan maneras de mentir… y esos momentos que nos toca hacer? Discutir? Callar? Defender? Veamos que dice la biblia.

Cuerpo: En este pasaje Pablo le expresa a Timoteo sobre no tener contienda sobre palabrerías. Aquí vemos directamente que la exhortación de parte del Señor es no discutir solo por discutir sobre las cosas de Dios. Luego, da las razones por las cuales no debemos hacerlo, y esto es para no ser de tropiezo a los no creyentes y aun más, puede llegar a ser hasta de perdición. Nuestra intención siempre debe ser conforme a la del Señor, esto es que las almas sean salvas. No nos corresponde palabrear solo por probarnos a nosotros mismo, eso es innecesario.

Luego Pablo le continua diciendo de evitar profanas y vanas palabrerías; esto es todo aquello que insulte al Señor y a su prójimo, pero también toda conversación que no sea productiva en su vida espiritual o que no tenga ningún propósito constructivo; ya que cuando se pierde el control de las palabrerías, estas conducen a la impiedad… y más adelante nos da ejemplos de las consecuencias devastadoras que estas llevan.

Otro punto a tomar muy en cuenta en este pasaje, es que vemos directamente que la doctrina distinta a la del evangelio de Cristo es una desviación de la mente humana; claramente nos explica que esas palabrerías llevaron a esta perdición, y esto empezó con dos hombres que aquí se mencionan a; Himeneo y Fileto diciendo que la resurrección ya se dio. Hoy en día vemos muchas iglesias predicando que el reino de Cristo ya está siendo establecido, que no habrá arrebatamiento y otro sinnúmero de mentiras, cuando el mismo Señor Jesucristo nos ha dejado un evangelio limpio y simple que no necesita de arreglos ni filosofías aleatorias.

Mas Dios es quien ha hecho el fundamento y esto es firme, con sello; no puede ser revocado y cambiado y mucho menos pensar que puede ser mejorado.

Conclusión:

Qué pues hacer?

Verso 19. … Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

* Este blog es una extensión de mensajes a Europa del ministerio Retornando a las Escrituras.