Actitud de amigo cristiano

Cita bíblica: 2 Timoteo 1:12-18

Introducción: Que sucede cuando usted escucha que sus amigos están en problemas? Es de los que busca las maneras de ayudar o es de los que se esconde? En mensajes anteriores el Señor nos ha venido enseñando y transformando para perfeccionarnos en carácter frente a la vida; tanto en cuestiones del día a día como en el carácter espiritual.

Cuerpo: Este pasaje nos habla de la humildad en reconocer que Dios nos tiene en su propósito aun cuando las cosas parecieran lo contrario. Recordamos que Pablo le escribe a Timoteo desde la prisión; en cada una de las cartas le pasa exhortando y recordando de la vida en Cristo y el ministerio. Este pasaje en particular le recuerda de su padecimiento pero también le afirma que no se avergüenza porque su mirada está en el día del Señor.

Más adelante en el verso 13, Pablo le manda a retener la forma de las sanas palabras… esto nos exhorta a cada uno de nosotros a mantener la doctrina del Señor intacta y sin mancha; sin mixturas ni palabrerías vanas; sino simple y eficaz a como el Señor Jesús nos habla en los evangelios y luego el Espíritu Santo nos guía en las escrituras.

Entendamos que la forma es específica; hoy en día la iglesia ha adoptado nuevas formas en las que tienen como intención “ayudar” al evangelio; pero vemos repetidamente que las escrituras nos enseñan que solo hay un camino, una forma y una manera y esta es de acuerdo al Señor.  Y este mandato es porque Cristo nos quiere cuidar, nos quiere proteger.

En el verso 15, Pablo explica como unos hermanos le abandonaron… pero luego menciona a Onesíforo quien estuvo pendiente de Pablo y aun le visito… vemos que Pablo dice claramente que Onesíforo no se avergonzó de las cadenas de Pablo. Esto es simple, que Onesíforo entendía la lucha espiritual y no se dejaba llevar por las apariencias de la carne; lo cual lamentablemente hicieron Figelo y Hermógenes. Este es un ejemplo a seguir, así debemos actuar hermanos. Unidos en un mismo sentir, buscando el amor y la misericordia de Dios con entendimiento del propósito eterno en Cristo Jesús.

Talvez usted tenga amigos, familiares o a escuchado de alguien en la cárcel; si usted le conoce recuerde que el amor y la misericordia de Dios está por encima de todo. Sean culpables bajo la ley del mundo o no, nuestro deber es orar por ellos, por sus almas, porque vengan al arrepentimiento. Y si estas personas son inocentes, pues pidamos a Dios reconociendo su soberanía que aun en ese momento Dios está cumpliendo su propósito en la vida de esas personas. Muchos testimonios hemos escuchado a lo largo de la iglesia donde algunos cristianos han podido llevar el mensaje de Salvación a las cárceles…. Y muchos presos han sido salvos por haber estado en ese momento justo.

 

Conclusión:

Qué pues hacer?

No desestimemos las circunstancias adversas en las que El Espíritu Santo está actuando constantemente. Sirvamos a nuestros hermanos sin malicia y sin acusación, orando sin cesar por fuerza espiritual del Señor. Pidamos perdón al Señor si alguna vez hemos abandonado a nuestros hermanos, familiares, o amigos por mal entendidos de la vida. Recordemos nuestra misión y seamos como Onesíforo, quien busco a Pablo hasta hallarle.

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

* Este blog es una extensión de mensajes a Europa del ministerio Retornando a las Escrituras.