EL COMPORTAMIENTO HACIA LOS ANCIANOS

Cita bíblica: 1 Timoteo 5:17-21

Introducción: Siguiendo el tema anterior; hemos visto las exhortaciones con respecto a nuestro comportamiento hacia otras personas. Estos pasajes nos hablan de cómo debe ser liderada la iglesia al igual de cómo debe ser el comportamiento de ella. No solo individualmente sino también como comunidad.

Cuerpo: Este pasaje nos da detalles de cómo lidiar con los ancianos dentro de la iglesia. Notemos que aquí se refiere a los ancianos que están frente a la obra en colaboración con el pastor. Que en su mayoría también son ancianos de edad, pero no necesariamente.

Verso 17. La exhortación es de tenerlos en honor cuando estos gobiernan bien. Nótese hermanos que ese es un detalle que no debemos pasar por alto. Ahora recordemos que Dios es quien moldeará a cada quien y no está hablando de ser intolerables tampoco. También nos habla de un detalle de más honra que son aquellos que se dedican a predicar y enseñar. Los ancianos en la iglesia tienen una función similar a lo que lo tendrían los abuelos en la vida de los niños. Los abuelos no consideran denigrante enseñarle cosas a sus nietos, desde lo más complicado como hablarles de las emociones juveniles, hasta  aun enseñarle a atarse los cordones de los zapatos. Vemos como con placer los abuelos participan en la vida de sus nietos; así es de esta manera que los ancianos deberían actuar en la iglesia.

Y para los que no son ancianos en función, también nos habla de cómo debemos tratarles e incluso como podemos acercarnos a ellos para pedir consejo.

Y también nos explica que no debemos callarlos cuando hablen o ignorarles, sino respetarles en todo momento. Aquí vemos la comparación de lo que dice las escrituras en cuanto no se le debe poner bozal al buey que trilla….; esto es porque el buey hace su ardua labor y se merece su digna recompensa con respecto a su trabajo.

Luego vemos que nos exhorta a no admitir acusación. Esto es no ser acusativo ni tampoco aceptar las acusaciones de otros sin testigos; esto es para determinar si lo dicho en contra es cierto o falso. Y si se encuentra que es correcta la acusación entonces se le reprende, pero veamos hermanos que esta reprensión solo es de parte del líder, de parte del pastor. No es una acusación colectiva ni mucho menos para chismes, sino para restauración.

Pablo termina esta exhortación diciéndole q Timoteo que por favor se mantenga en los mandamientos del Señor y en digna honra de hacer la voluntad de Cristo…

 

Conclusión:

Qué pues hacer?

Y culmina “…que guardes estas cosas sin prejuicios, no haciendo nada con parcialidad.” –esto es que simplemente no hagamos acepción de personas con respecto, sobre todo con las cosas del Señor. Las exhortaciones son parejas y de beneficio para todos; cuando el líder se ve en la necesidad de reprender a alguien, este debe hacerlo sin hesitar y con radical rectitud, independientemente quien sea. También la persona que recibe la reprensión no debe tomarlo como algo personal, sino recordando que Dios está actuando para beneficio de su alma, ordenando sus caminos. Y la iglesia debe entender lo mismo, quien sea reprendido o quien reprende es parte de la gracia de Dios actuando en la vida de cada quien, asi que no asumamos culpa a nadie.

 

Obedezcamos a Dios, hagamos su voluntad, la cual es tener una relación íntima con él; buscándole a toda hora y a todo momento.

* Este blog es una extensión de mensajes a Europa del ministerio Retornando a las Escrituras.

 

Anuncios